#Asíesmitierra

Les presento a Rodrigo Arreaga un joven comunicador guatemalteco, quien nos llevará a conocer lugares hermosos de Guatemala, además de ser un fotógrafo muy talentoso.

Pueden seguirlo en facebook, en su página Estación Urbana

https://www.facebook.com/Estaci%C3%B3n-Urbana-815956658573891

O en su página de fotografía

https://www.facebook.com/RodrigoArreagaFoto

#Caféconlosamigos

Es oto√Īo los amantes ya se fueron, las hojas de los √°rboles cubren el campo, sus voces amorosas ya no se escuchan, el verano ya se fue…” y con esta bonita canci√≥n agradezco a mis queridos amigos de caf√© su presencia un jueves m√°s, espero que puedan sentir el calor de esta chapina que tanto los quiere. Un abrazo muy pero muy fuerte.

Caen las horas
el sigilo se hace exilio
El aliento anhela esperanza
el sosiego es precavido
excesivos lances imprevistos
Amortiguan los pesares
las hojas del camino
deslizando mi cuerpo
trasportando mi mente
sin rumbo fijo
Olvidé el lugar
los momentos vividos
los motivos de mi alejamiento
el deseo de ser proscrito
Lo √ļnico que poseo
lo que me mantiene vivo
es el aroma perpetuo
a café recién molido
la compa√Īia de unos comensales
y el calor de tu abrigo.

Luces&Sombras

Un quetzal me contó
de cuantas estaciones
existe por all√° lejos,
a√ļn as√≠ ser√° primaveral
el calor de un abrazo
en este invierno infinito.

Poetas Nuevos

Ya veo caer las hojas,
saludando al oto√Īo,
con un café en la mano.
La misma ceremonia,
que cada a√Īo contemplo,
celebrando la llegada
de mi estación favorita,
con un café en la mano.

JM Vanjav

Por las calles de mi pueblo
un viento frío pasea,
estoy haciendo café
al fuego, en la chimenea…
y me he puesto calcetines
de lana, que hizo mi abuela.
El café ya está en la mesa
y aquí te estoy esperando;
si no vienes esta noche…
pues me quedar√© so√Īando.
Celebremos el oto√Īo
con un café de puchero;
no hay nada como estar juntos
y escuchar de ti un… te quiero.

Julie Sopetr√°n

Guardo este café
para recordar los momentos
aquellos en los que nos
mir√°bamos a los ojos y
expres√°bamos nuestros
sentimientos.
Guardo este café
para acercarme m√°s
a esos momentos
en que los versos
son los besos que me
saben a ti.
Guardo este café
para compartir en esos momentos
en los que pienso
y creo los poemas
que traigo hasta aquí,
que comparto
con mis amigos
en estos días
en los que no se
puede vivir
tan solo sobrevivir.

Antonio Caro Escobar

#Caféconlosamigos

Este jueves de septiembre no cesa de llover, abundan nubes grises y frío. Un delicioso café ya servido, para mis amigos. A cambio ellos me regalan su tiempo y sus versos. No tengo cómo agradecer más que sonriendo y ofreciendo café.

Bella

Las nubes grises
surcan el cielo
a gran velocidad,
tanta como vuelan mis
pensamientos cuando
t√ļ no est√°s.
Me siento intranquilo
sin saber que pensar,
difícil de digerir cuando
no los puedo controlar.
Me intento relajar
e intento disfrutar
de un momento
del sabor de la amistad,
de ese que sale con presión
aroma y sabor que solo nosotros
sabemos apreciar.
Lluvia,
café,
poemas y amistad,
un coctel imposible
de no recordar,
a este o al otro
lado del mar.

Antonio Caro Escobar

Negra, muy negra
entre la espuma de una taza
de café africano
me acompa√Īa en silencio
tu ausencia…
Va vestida de negro
en ese desamparo de no sentir tus manos
o escuchar de tus labios
una palabra dulce…
Me hunde en la tristeza
en el silencio
en el sabor amargo
de no sentirte cerca…
Y sólo espero, aquí sentada.
Sobre la mesa, el tiempo
la soledad, el sue√Īo
y entre la espuma, el llanto.

Julie Sopetr√°n

Siempre habr√° un espacio peque√Īo, momento breve quiz√°s, una peque√Īa coincidencia, nuestro. En el cual con tazas humeantes podremos hablar de nimiedades. Islas de amistad pese al da√Īo que nos hicimos. Mas tambi√©n existen entre una y otra isla espacios de soledad. Grandes como pi√©lagos. Grises como el cielo de esta tarde estival. En los cuales no estoy para secar tus l√°grimas. En los que no est√°s para hacerme pensar que me quieres. Oc√©anos. Yo sin ti. T√ļ sin m√≠. Toda la vida. As√≠ que, disfrutemos este espacio. Hablemos de las ni√Īas. De cosas sin importancia. Sonr√≠e que el caf√© se nos acaba.

Isaí

Mis caf√©s est√°n acompa√Īados
de la nostalgia, que a la soledad
sombra dan, a cambio de su piedad.
Y, aunque mis sue√Īos empa√Īados,
sigan tan lejanos como difusos,
la paciencia reposada de la edad,
esperanza es de los amores ilusos.

JM Vanjav

Te desnudaste por completo
Y me inundaron tus ojos,
Perdí la noción del tiempo,
Creí volverme loco.

Sentí el calor del fuego
Escap√°ndose por tus poros,
Me llamó el deseo,
Apuré el café de un sorbo.

Rimas Flotantes

Y la soledad preparó:

Dos cucharaditas
de sus labios,
Un corazón puro
de café amor
y la tibieza
de muchos besos.

Poetas Nuevos

Permite acomodar tu cuerpoacompasar tu ritmo cardíacoralentizar tus sentimientosser el reloj de nuestro espaciocapaz de adelantar nuestro encuentrosentir que estás a mi ladocon un café de por mediocon un beso enamorado.

Luces&Sombras

#Caféconlosamigos

Mis queridos amigos, que bonita tarde nostálgica hemos tenido. Me da gusto saber que los he hecho recordar, las tardes de lluvia me ponen melancólica y pues ha surgido este verso. Todos sus escritos son absolutamente maravillosos, preciosos. Los he sentido profundamente. Muchas gracias, Julie querida tus vídeos son tan perfectos para estas reuniones que los he puesto en cada uno de las publicaciones de #caféconlosamigos. Siempre agradecida por su presencia cada jueves.

El aroma a café
hoy me envuelve
con tu recuerdo.
Una invisible capa
de pensamientos,
en tiempo separados,
ahora bullen unidos.

Mágica es esta poción
que, solo con su olor,
alivia nuestra aflicción
como un filtro de Amor.

JM Vanjav

Soplan aires de esperanza,
donde el amor llega al amanecer
y se va antes de llegar el ocaso.

Entre tanto miro como sube el humo
de mi taza café,
despacio hacía el techo,
dibujando corazones,
y flores de espuma blanca
que se diluyen en la oscuridad.

Se mezclan sabores de mescolanza
dejando tras de si el tiempo apagado,
entre tizones negros brilla
una peque√Īa ascua de refulgente luz.

Antonio Caro Escobar

Soplan aires de esperanza,
donde el amor llega al amanecer
y se va antes de llegar el ocaso.

Entre tanto miro como sube el humo
de mi taza café,
despacio hacía el techo,
dibujando corazones,
y flores de espuma blanca
que se diluyen en la oscuridad.

Se mezclan sabores de mescolanza
dejando tras de si el tiempo apagado,
entre tizones negros brilla
una peque√Īa ascua de refulgente luz.

Julie Sopetr√°n

Café en tacita de peltre
Galletas de animalito sobre la mesa
Cuando nos cuid√°bamos menos de lo que toc√°bamos
No existía la sana distancia
Recuerdo
La infancia que mi madre recordaba
Recuerdo cómo la imaginaba al escucharla
Aguase√Īora
El pozo
Las parras de uva y el limonero
El sembradío
Los nopales rebosantes de tunas y el río
Todavía a sus casi 60 se mete al río durante el temporal
Entra con ropa
Como cuando era ni√Īa
La veo y recuerdo
Cómo imaginaba sus historias
La pienso
A mi bella madre
Mientras bebo mi café en esta tarde
De lluvia.

Isaí

El café de mis abuelos
es de otros tiempos,
donde las horas
eran eternas,
con el fuego de un brasero
como fiel compa√Īero.

El aroma del sur
vuelve como ave extinta,
sus alas de momentos,
su mirada de nostalgia,
toda una fotografía
con un fuerte sabor.

Dos cucharadas de café,
una de az√ļcar,
las manos curtidas
con la tetera ardiendo,
mas una hermosa sonrisa
cubriendo la tristeza
de mis abuelos
desde el cielo.

Poetas Nuevos

#Caféconlosamigos

Llueve a m√°s no poder ac√°, pero yo espero que llueva mucha poes√≠a con cada uno de vosotros. Este jueves no es la excepci√≥n, aunque han faltado algunos amigos pero hoy nos acompa√Īa de nuevo mi querido Isa√≠, bienvenido gracias por tus bellas letras. Iniciamos mes y ha sido hoy casa llena, gracias amigos m√≠os.

Aroma a te amé
con el dulzor
de unos besos.

Cuando te bebo
flotan en el aire
mil te quiero.

‚ÄúAmor, amar‚ÄĚ

Poetas Nuevos

Sorbo a sorbo mis pensamientos llegan hasta mis manos, acarici√°ndola lentamente como si de tus manos se tratara, la suavidad de la porcelana, de una taza de caf√© no se puede comparar con ella, pero a√ļn as√≠ cada vez que la toc√≥ evoc√≥ los momentos que las tuve entre las m√≠as.

Antonio Caro Escobar

Y este verso,
a simple prosa,
cambio del reverso
como si tal cosa.

Hay tardes de café,
arom√°ticas de nostalgia,
que desvelan la madrugada,
con su silente procesión,
en las noches m√°s insomnes.

Sentimientos encontrados,
de los sue√Īos frustrados,
por su propio desencanto.
Desasosiego solo derrotado,
de agotamiento, al amanecer.

JM Vanjav

Dices que te vas‚Ķ Que me dejas el caf√© en el botecito de la alacena. Se quedar√° en silencio esta casa. Habr√° tardes se hervor en el interior de la ollita de siempre y solo se servir√° una taza. Me faltar√° tu risa, tus tranquilas palabras, porque cuando as√≠ nos sent√°bamos ante cualquier mesa con una taza del oscuro l√≠quido en las manos, eras la mejor T√ö que ser pod√≠as. La tarde quieta. Se avecina la lluvia. Caer√° el tel√≥n. Reverencia y adi√≥s. Solo quedan los restos h√ļmedos en el fondo de mi taza azul. Y la tristeza, la tristeza‚Ķ

Isaí

Mis manos en la taza
sienten calor
el café es la alegría
del corazón.
¬°Y t√ļ lo sabes
esperado a mi amante
mejor me sabe!

Julie Sopetr√°n