#Caféconlosamigos

Mis queridos amigos perdón por la demora, pero parece que wordpress estaba peleando conmigo ayer, no me dejaba publicar ni la entrada de Jueves de café, en fin… Ahora si tengo el gusto de poder saludarles y agradecerles como siempre su puntualidad a esta cita, versos hermosos como siempre y Julie aunque desinspirada dices pero ha quedo muy bello. Además no sabes cuánto te agradezco ese detalle del son. Extrañamos mucho a Luces y Rimas, pero espero se encuentren muy bien. La próxima semana es Nochebuena y la casa estará abierta para que vengan (si gustan y pueden) para un café navideño, les contaré un poco lo que se come acá en Guatemala esa noche. Si no pueden venir, les deseo con todo mi corazón una muy feliz Navidad, que esté llena de paz y amor pero sobre todo de salud. Los quiero con todo mi corazón.

Ya sé que tarde
otra vez llegó.
De menos no echéis
mi saludo en verso.
Que, aunque la rima
el viento se llevó,
como ya sabéis,
haciendo alarde,
improviso un poema
con café aromatizado.
Y brindo con vosotros,
al infinito mirando,
este jueves, por aquí,
recién finalizado.

JM Vanjav

Te vivo…
Te pienso…
Te respiro…
Te apetetezco…
Te como y bebo…
Te sueño y te reinvento…

Eres mi extrañar
Eres lo ausente siempre presente
Eres el frío
El abrazo que no está
La dueña de la taza de enfrente
Cuyo café se enfría de tanta espera

Dime, sirve de algo tanta gente a mi paso? Tantas presencias y rostros? Si no estás entre ellos
¿Sirve se algo tanto grano tostado?
¿Y el negro que impregna la cristalina agua?
Si a final de cuentas… Lo bebo solo.
Platicando con eso tuyo que ya no está
Y que poco a poco se desvanece.

Isaí

Hoy me sabe a café… el día
amargo, indeciso, negro
lo endulzo, lo transformo
estoy contigo
mientras pongo al fuego
la esperanza.

Julie Sopetrán

En la mesa de luz
un recuerdo
marca a fuego
tus visitas.

En la cocina
siempre la inolvidable
conversación
sobre el pasado
y el futuro.

En la sala de estar
cuántas veces
nos hemos encontrado
alrededor de una
taza de café.

Porque me recuerdas
a ésa vida
que alguna vez soñé
en tus brazos
hacia el mundo.

Poetas Nuevos

Dejo que el calor de esta taza
caliente mis manos.
Dejo que el humo ascienda
despacio junto a mis pensamientos.
Dejo que el sabor llene mi boca.
Dejo que el tiempo se pare en este momento.
Dejo que este momento me embargue
y me traslade en el tiempo.
Dejo que mis recuerdos
llenen mi mente,
trayendo el ayer al presente,
sin que emborrone el futuro.
Dejo que la música llenen mis oídos.
Dejo que los poemas llenen mis vacios.
Dejo que el café caliente mis manos,
que escriban las letras
que formen mis poemas.

Antonio Caro Escobar