Corazón de poeta

Quisiera que me vieras 

tan solo por un momento,

que me vieras por dentro:

Desorden, ruinas

revolución, locura 

lluvia, viento, luz de luna,

y desearía que salieras corriendo…

El corazón de un poeta 

siempre está desordenado, 

papeles por aquí y por allá 

enteros o arrugados,

letras  y más letras enredadas

entre ellas, 

retazos de alma

tirados por doquiera. 

Sombra y luz, 

tempestad y aguacero 

y luego todo quieto 

en silencio…

A veces sangrante 

otras tan seco.

quizá palpitante 

y a veces tan muerto, 

llora, sonríe 

y escribe…

Quisiera que me vieras 

por dentro, 

no solo la portada,

que me leyeras las páginas 

¡y salieras corriendo!

cómo tantos lo han hecho.

Será cuestión de tiempo 

nada más…

Destino

Estamos destinados a no ser.

A no estar.

No estamos hechos el uno para el otro.

En esta vida no ha de ser.

No importa cuánto nos lleguemos a querer.

No importa el deseo que nos corre por la piel.

No importan los sueños qué queremos creer.

Ni la vida que imaginamos merecer.

Estamos destinado a no ser.

No estamos hechos para caminar juntos el sendero de la vida.

Ni para compartir los días.

Ni noches, ni adioses, ni bienvenidas.

En esta vida no ha de ser.

Te buscaré en la otra.

Te encontraré.

Y me dirá el destino otra vez: Simplemente no puede ser.

Pero te quiero como nadie te ha querido.

Con tanto amor y desenfreno.

Con locura y con desvelo.

Desgarrándome por dentro.

Deshaciéndome en silencio.

Te quiero como nadie y te llevo

incrustado en las entrañas

que  nadie te arranca

ya jamás de mi.

Bela

b3vkehncmaea9ho

Quizás y tal vez…

 

Tal vez me piense en silencio y me busque
entre sus versos,
Tal vez su boca
anhele mis besos
y quiera conmigo
compartir sus sueños.
Tal vez sea yo su insomnio
alborotando sus pensamientos
quitándole la calma
metiéndome en lo más
profundo de su alma.
Tal vez yo convierta
su otoño en primavera,
quizá ponga flores al cerezo
que está ya tan viejo
y retoñe,
quizá sea yo
con quien haga del invierno
un verano ardiente
para siempre.
Ojalá fuera yo
ese instante de su día
en el que olvida todo y
le provoco mil sonrisas.

Bela

F83F819F-5E87-4716-AB09-2306B61865ED

Amar al viento

Seguramente estaba loca

¡Amar al viento!

Él tan libre, tan feliz

¿ y quién era yo?

Un árbol gris

a quien el viento

hacía el amor

cuando quería…

Después se iba, se iba…

Y me moría de dolor,

de desolación.

¿Por qué pretendía retenerle?

El era libre, era feliz

y yo lo amaba,

¡tanto! que ni él ni nada

lo arrancaba de mi…

Bela

452077DC-27F9-4390-9C48-F992F50F425C

Cuando termine el otoño

Cuando termine el otoño,
se teñirán de gris mis cabellos,
pero mi corazón seguirá latiendo
acelerado por tus besos;
se llenarán de lágrimas mis ojos
a leer la dulzura de tus versos,
te amaré con la misma fuerza
que antes te amó mi cuerpo.
Nunca se irá el amor,
se afianzará en el invierno
arderá al rojo vivo, intenso
para quemarnos los miedos.
Seguiré aquí contigo
caminando lento,
sin prisas llegaremos
a donde nos lleve el viento.
Seguiré contigo,
porque irme no quiero,
porque sin ti vivir no puedo.
 
Cuando termine el otoño
con sus colores dorados,
abrazaremos atardeceres grisáceos,
el calor de nuestro amor
encenderá una hoguera
que nada la consumirá,
ni el tiempo, ni la espera.
En el silencio de la noche
contaremos mil estrellas,
el invierno no será tan largo,
no será tan frío,
porque contigo
el otoño es primavera.
 
Bela
18c88e876764e25ebc105fdb1de2c3e1

Flor de un día

 

Yo solo era
una flor de campo
bailando con el viento
mecida entre sus brazos,
sonriendo.

Tan sencilla
tan chiquilla
no sabía
¡cuán corta era mi vida!

Le di color
al verde llano
y perfumé
el inmenso campo.

Era pequeña
era sencilla…
flor de un día.

Bela

66C54C39-5A46-4B5C-97BE-26522C7D7914

 

#Versos

Lluevo a veces y

me atormento con tu recuerdo

y de nuevo intento

brillar entre nubes grises

olvidar que soy tan triste

desde que te fuiste

pero el invierno arrecia

y lluevo en tu recuerdo

lo abrazo y me aferro

y me quemo en este infierno

de tu ausencia.

BelaE5CBDF85-2EBB-4E47-BDB8-CC15C54FB26C

Pequeña rosa

 

La pequeña rosa 

erguida, hermosa 

se deshoja 

del dolor que 

la acongoja.

¿Pero la has visto?

Luce más hermosa,

su perfume 

inspira la más bella prosa, 

y vestida de rojo 

parece una diosa. 

Pequeña rosa

¿Sabes cuán celosas

están de ti las estrellas?

Porque eres tan bella 

y aunque el dolor hace mella

y te deshojas 

en ti queda 

tanta belleza 

que a mi alma hace presa

de tu candor.

Bela

58F50E0D-58CC-4A05-90B0-D263C06521FE.jpeg

#Poeta

 

Escribe el poeta
los más tristes versos
de los besos
que nunca dio.
Escribe poeta
las más tristes letras
sobre el amor
que nunca te visitó.
Escribe y escribe
de aquello que no vives
pero que anhelas
y sueñas
y que en vano intentas.
Escribe estrofas
Con los pedazos
de tu alma rota,
lo que dejo el viento
luego del invierno
y se perdió en el tiempo.
Escribe poeta
del dolor, de la tristeza
de la distancia, de la ausencia
y del amor…
El más puro y frágil
que el corazón aprieta…
Escribe poeta
que tus lágrimas
se conviertan en letras
y lean tu llanto…

Bela 🕯

31162CDE-9054-47FF-95A4-DA508F69C5F4.jpeg

El escritor y la flor

 

Se ha marchado el escritor
y la flor desde un rincón
se embarga de tristeza…
¡Se muere de amor!
Sus lágrimas
son los pétalos que caen,
se va deshojando de dolor
porque esto del amor
sólo sucede una vez.
Ella florecía cuando
sonreía el escritor,
él la miraba y suspiraba
ella temblaba de pasión.
De vez en cuando él la tocaba
aspiraba su olor
ella encendía sus colores
sólo para su escritor.
Él pasaba horas y horas
en el computador
mientras escribía,
ella lo miraba con fervor
completamente enamorada
vivía en su vasito de agua.
La flor se marchita sin su escritor
se va extinguiendo lentamente
olvidada en un rincón.
Se acabó esta historia de amor
entre una flor y un escritor.

Belita 🕯

4113E509-5577-4933-896D-CE546FF16DE0.jpeg